Las señales principales del Día del Juicio

Las señales principales del Día del Juicio

Las Señales Menores

Introducción

Nadie puede saber cuándo ocurrirá el Día del Juicio. Sin embargo, Dios, en Su misericordia, enseñó a Sus mensajeros algunas de las señales que alertan sobre el hecho de que la Hora se acerca. Estas señales juegan un rol muy importante, en especial para aquellos que viven en una época distante al Profeta y no experimentan de primera mano sus enseñanzas y ejemplo. Estas señales refuerzan la creencia propia en el Profeta. Más importante aún, si uno dedica tiempo a reflexionar en ellas, son un recordatorio del Día del Juicio. Ellas deben vivificar el corazón de la persona y recordarle lo que hace en esta tierra y de dónde proviene todo esto.


Las señales de la Hora pueden dividirse en dos tipos. Primero, están aquellas que ocurren como parte de los cambios en la vida cotidiana. Se conocen como las “Señales Menores”. El segundo son los eventos extraordinarios o sobrenaturales que ocurrirán justo antes de la llegada de La Hora. Estos son conocidos como las “Señales Mayores”. Aunque el foco de este artículo serán las Señales Mayores (las principales o de mayor importancia), vale la pena hacer algunas observaciones concernientes a las Señales Menores.

“Las Señales Menores”

Si bien la intención de este artículo es cubrir las Señales Mayores, al autor le gustaría incluir algunos puntos acerca de las Señales Menores, ya que a menudo son descuidadas por la gente, que se concentra en las más “sensacionalistas” Señales Mayores. Las Señales Menores son aquellas que pueden ocurrir mucho antes del verdadero Día Final y, en general, están relacionadas con cambios cotidianos que ocurrirán en eventos mundanos. Las Señales Menores son numerosas.[1]  Muchas ya han ocurrido y muchas otras continúan ocurriendo.[2]Así, las Señales Menores pueden ocurrir varias veces alrededor de un individuo que, aún así, se mantiene ajeno a ellas y a su importancia. De hecho, en el famoso Hadiz del ángel Gabriel, cuando el Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, ofreció decirle a Gabriel —en frente a sus Compañeros— algunas de las señales de la Hora (después que el Profeta fue informado al respecto), mencionó sólo algunas “Señales Menores”. Quizás, Dios lo sabe mejor, fue porque estas son las señales que tienen mucho más de un efecto sobre la vida cotidiana y la adoración, aunque el reconocimiento de estas señales a veces es más difícil o sutil.

Cuando uno es testigo de estas señales a su alrededor, ellas deben ser claros recordatorios de Dios y de la futura reunión con Él. También, deben fortificar la creencia en Dios y, en particular, en la veracidad del Profeta Muhammad. Estas señales de las cuales el Profeta habló años —incluso siglos— antes que se produjeran, deberían —adicionales a todos los hechos concernientes al Profeta Muhammad— trabajar para fortalecer la fe de un individuo sobre la veracidad del Islam. Por lo tanto, tienen un gran papel que jugar si la persona se mantiene alerta y despierta a lo que sucede a su alrededor.

Además, estas señales deben ser un recordatorio de que Dios tiene conocimiento previo de todo lo que ocurre en este mundo —así es como Él pudo transmitir estas señales a Su mensajero—. Por lo tanto, Dios también tiene conocimiento de todo lo que la persona hace. Dios está observando y es consciente de cada acto de Sus criaturas. Al menos, esta conciencia que se produce a través de atestiguar las Señales de la Hora, debería hacer que la persona adore y tema a Dios a sabiendas que Él lo está viendo. Este es el nivel superior de la fe, conocido como ihsán.

Sólo un par de señales menores serán mencionadas aquí, a la vez que alentamos al lector a investigar este tema más a fondo.

El Profeta declaró:

“De entre las señales de la Hora está la práctica frecuente de actos inmorales, los esfuerzos de la gente por promover la inmoralidad, el rompimiento de todos los lazos de parentesco y la confianza en los mentirosos”. (At-Tabarani)

La manifestación de este Hadiz se puede ver a diario en la vida de una persona, especialmente los primeros dos o tres aspectos mencionados. Uno sólo necesita salir de su casa, encender un televisor o navegar en Internet para ver cuán prominentes son los actos lascivos —aquellos actos considerados obscenos por la legislación islámica— en la actualidad. De hecho, se dedica mucho dinero y esfuerzo en producir y presentar estos actos a la mayor cantidad de gente posible.

El Profeta también dijo:

“Entre las señales de la Hora están la abundancia de riqueza, el incremento de la ignorancia, numerosas tribulaciones y la globalización del comercio y los negocios”. (Al-Hakim)

Los economistas capitalistas presumen de la cantidad de riqueza que hay en el mundo actual. De hecho, parece como si los negocios y el comercio son los asuntos más importantes en el mundo de hoy, superando los valores morales e incluso la santidad de la vida humana. Cuando esto se acompaña con ignorancia —especialmente ignorancia de la religión de Dios— y un aumento en las pruebas, tribulaciones, luchas y guerras, el resultado para la humanidad es nada menos que desastroso. Sin embargo, esto es lo que puede verse hoy en todo el mundo.


Introducción a las Señales Mayores

Hadices exhaustivos sobre las Señales Mayores del Día del Juicio

Las Señales Mayores son aquellas que ocurrirán relativamente cerca al Día del Juicio e involucran asuntos que pueden ser considerados, por lo general, “fuera de lo común” o que son sensacionales.

Hay un número de Hadices en los que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, menciona las Señales Mayores del Día del Juicio juntas. Estos Hadices incluyen el siguiente:

El Imam Muslim registró en su Sahih:

Judaifa b. Usaid al-Guifari narró: “El Mensajero de Dios vino a nosotros de repente mientras estábamos (ocupados en una discusión). Dijo: ‘¿Qué están discutiendo?’ Ellos (los Compañeros) dijeron: ‘Discutimos sobre la Hora’. Entonces, él dijo: ‘No vendrá hasta que aparezcan diez señales previas’. Y (al respecto) mencionó el humo, el Falso Mesías, la bestia, la salida del sol desde el oeste, la segunda venida de Jesús hijo de María (la paz sea con él), Gog y Magog, y deslizamientos de tierra en tres lugares, uno en oriente, otro en occidente y uno en Arabia, al final de los cuales un fuego arderá desde Yemen y conducirá a la gente al lugar de su reunión”.

Muslim también registró en su Sahih:

El Mensajero de Dios dijo: “La Hora no vendrá hasta que aparezcan diez señales: un deslizamiento de tierra en el oriente, y un deslizamiento de tierra en el occidente, y un deslizamiento de tierra en la península de Arabia, el humo, el Falso Mesías, la bestia de la tierra, Gog y Magog, la salida del sol desde el occidente y el fuego que se iniciará y expanderá desde la parte inferior de Adén”. Se narra de Abu Sariha, un Hadiz como este en el que el Mensajero de Dios no mencionó (la décima señal) pero dijo que uno de los diez era el descenso de Jesús, hijo de María (la paz sea con ellos); y en otra versión es un violento soplo de viento que conduciría a la gente del mar.

Hay otro par de Hadices en los que el Profeta menciona algunos de los mismos eventos anteriores. En estos Hadices, no los menciona como señales específicas de la Hora. En su lugar, el Profeta dio una fuerte advertencia y una alerta de que la gente debe realizar sus buenas obras antes de que ocurran estos eventos, pues ellos anuncian directamente el final del tiempo de las obras y el inicio del tiempo del ajuste de cuentas. Abu Huraira narró que el Mensajero de Dios dijo:

“Apresúrense a hacer buenas obras antes que seis cosas sucedan: la salida del sol por occidente, el humo, el Falso Profeta, la bestia y (la muerte) de uno de ustedes o la confusión general”. (Muslim)

Note que en este Hadiz el Profeta mencionó “la muerte de uno de ustedes”. Esto es también un tipo de “hora”. Aunque es interesante e importante aprender y conocer las Señales Mayores de la Hora, para los que no serán testigos de los eventos de los Últimos Días, es su hora —su muerte— para la que deben prepararse y sobre la que muchos son negligentes. Por eso, cuando un beduino se acercó al Profeta y le preguntó: “¿Cuándo es la Hora?”, el Profeta señaló a un muchacho y le dijo: “Si este muchacho vive, en el tiempo en que él sea viejo y decrépito, tu hora ya habrá tenido lugar”. (Sahih Al-Bujari)

El orden de aparición y la naturaleza de las Señales Mayores

Yusuf al-Waabil advierte que no ha encontrado ningún texto explícito que mencione el orden de aparición de las señales mayores del Día del Juicio. Los Hadices que mencionan las señales en un grupo, como aquellos mencionados arriba, utilizan las conjunciones “y” o “o”. En ningún caso estas conjunciones dan alguna indicación concreta en cuanto al orden cronológico de los eventos. De hecho, como indica Al-Waabil, algunos de los mismos Hadices mencionan los eventos en diferente orden.[3]

Ibn Hayar, sin embargo, ha dividido las Señales Mayores en dos categorías principales, una ocurriendo definitivamente antes que la otra.[4] El primer grupo de señales es aquel que ocurre en esta tierra, sin que la naturaleza de esta tierra cambie completamente. Estas son señales que claramente deben despertar a la gente y llevarla al arrepentimiento ante Dios. Durante estas señales, no hay en última instancia una distinción entre el creyente y el incrédulo ni hay ninguna incidencia incuestionable en esta creación que haga evidente que la Resurrección está cerca. Las señales de esta categoría incluyen la venida del Falso Mesías (Anticristo), el regreso de Jesús, Gog y Magog y los deslizamientos de tierra.

La segunda categoría de estas Señales Mayores no deja duda alguna de que está ocurriendo la Resurrección y el fin de esta Creación como los humanos la conocemos. Además, habrá una distinción entre los creyentes y los incrédulos. Por lo tanto, durante y después de estas señales, no habrá posibilidad de arrepentimiento o de regresar a Dios. En ese momento, será demasiado tarde para que cualquier arrepentimiento sea aceptado por Dios. Las señales en esta categoría incluirán la aparición de la bestia, el humo y la salida del sol desde el occidente.

También, parece cierto que cuando estas señales comiencen a suceder, una seguirá a la otra a un ritmo relativamente rápido.[5] El Profeta dijo:

“Las señales deberán aparecer una tras otra, así como los eslabones en una cadena se suceden uno a otro”.[6]  

Ahmad registró en su Musnad que el Profeta dijo:

“Las señales son como cuentas ensartadas en una cuerda. Si la cuerda se rompe, ellas (rápidamente) siguen una a la otra”.[7]

El Falso Mesías I

Haremos una breve exposición sobre cada una de las Señales Mayores señaladas por el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, en el Hadiz mencionado.[8]Obviamente, en la medida que esta es una exposición relativa a cuestiones del oculto (Ghaib)” –esto es, cuestiones que los humanos aún no hemos atestiguado ni experimentado–, gran parte de la misma estará restringida exactamente a lo que ha sido mencionado en los textos del Corán o de la Sunnah.

Al-Dayyal (El Falso Mesías)

Son numerosos los Hadices del Profeta que tratan de la venida del Dayyal o Falso Mesías.[9]  Estos Hadices demuestran que esta persona será una gran prueba y tentación para todos los humanos, creyentes o no. Por ejemplo, el Profeta mencionó que todos los profetas anteriores también advirtieron a su gente sobre la venida del Dayyal. El Profeta dijo:

“No hubo un profeta que no advirtiera a su nación sobre el mentiroso tuerto (el Dayyal)”. (Sahih Al-Bujari)

Además, el Profeta, como consta en Hadices auténticos, acostumbraba buscar refugio en Dios, durante sus oraciones, de la tribulación del Falso Mesías.

Diversos Hadices del Profeta proveen gran cantidad de información sobre elDayyal. El Profeta, por ejemplo, aclara bien que se trata de un ser humano.[10] En general, el verdadero creyente no debe ser engañado por el Dayyal, puesto que el Profeta ha dado una descripción tan clara de él que hay muy poca oportunidad para que engañe a un creyente. Sin embargo, esto enfatiza la importancia del conocimiento en el Islam. Si alguien ignora por completo cómo describió el Profeta al Dayyal, no sería sorprendente que pueda caer en algunos de los trucos y engaños de este ser malvado.

Los numerosos Hadices sobre el Dayyal contienen una descripción de sus características físicas. Estos Hadices incluyen:

Muslim registró que Ibn Umar narró que el Mensajero de Dios hizo una mención al Dayyal en presencia de la gente y dijo: “Dios no es tuerto y he aquí que el Dayyal es ciego del ojo derecho y su ojo es como una uva flotante”.

En otro Hadiz registrado por el Imán Muslim y otros, el Profeta dijo:“Habrán tres letras (árabes) escritas: Kaaf[11] Faa[12] Raa,[13]  estas tres letras en este orden forman la base de la palabra árabe “Kafir” que significa incrédulo, entre los ojos del Dayal”. En otro Hadiz, el Profeta declaró que todo musulmán será capaz de leer estas letras.

El Profeta también describió algunas de las cosas que vendrían con el Dayyal. Por ejemplo, el Imam Muslim registró que el Profeta dijo:

“El Dayyal tendrá con él agua y fuego, y su fuego tendrá el efecto del agua fría y su agua tendrá el efecto del fuego, así que no te expongas a la ruina”.  

Hudaifa, compañero del Profeta, igualmente declaró: “Sé más que ustedes sobre lo que habrá junto con el Dayyal. Habrá con él dos canales (en uno fluirá agua) y el otro (tendrá) fuego (dentro), y lo que se vea como fuego será agua y lo que se vea como agua será fuego. Así que, quien de ustedes sea capaz de ver eso y esté sediento, deberá beber lo que vea como fuego”. (Muslim)

Como ocurre con todos los impostores religiosos, aquellos que son conscientes de la verdad serán capaces de ver detrás de sus planes y trucos sorprendentes. El siguiente Hadiz hace este punto muy claro. Abu Said al-Judri informó que el Mensajero de Dios dio un día una relación detallada del Dayyal, y en ella mencionó lo siguiente:

“Vendrá, pero no le será permitido entrar por los pasos de la montaña hacia Medina. Así que se detendrá en algunas zonas de tierra (que contienen altas concentraciones de sal y donde se producen filtraciones que las hacen estériles) adyacentes a la ciudad de Medina, y una persona saldrá (a donde el Dayyal) y le dirá: ‘Doy testimonio de que eres el Dayyal sobre el que el Mensajero de Dios (la paz sea con él) nos informó’. El Dayyal dirá entonces (a sus seguidores): ‘Cuál sería su opinión si matara a esta persona y luego lo trajera de nuevo a la vida, ¿aún así albergarían alguna duda sobre este asunto?’ Ellos le responderán: ‘No’. Entonces, él matará (al hombre) y luego lo traerá de nuevo a la vida. Cuando traiga a esa persona de regreso a la vida, ésta dirá: ‘Por Dios, no hay mejor prueba del hecho (que eres el Dayyal) que lo que acabas de hacer’. El Dayyal intentará entonces matarlo (de nuevo), pero no será capaz de hacerlo”.

 

El Falso Mesías II

Uno de los muchos aspectos que uno aprende a través de la historia del Dayyal es que las riquezas mundanas y los logros no son los que determinan la importancia y el valor de una persona. De hecho, una persona puede poseer todo lo que el mundo contiene, sin embargo, si carece de fe en su corazón, verdaderamente no vale nada. Por ello, otro Hadiz en Sahih Muslim dice lo siguiente:

Al Muguira ibn Shu’ba declaró: “Nadie le preguntó al Mensajero de Dios, que la paz y la misericordia de Dios sean con él, más acerca del Dayyal que yo. Él me dijo: ‘Él no debería ser fuente de preocupación para ti pues no sería capaz de lastimarte’. Dije: ‘Mensajero de Dios, se dice que él tendría consigo (abundancia de) comida y agua’. Entonces, él dijo: ‘Él (el Dayyal) y su habilidad para confundir a los creyentes con lo que Dios ha permitido que sea creado por sus manos (por ejemplo, grandes cantidades de comida y agua), serían insignificantes en comparación con la habilidad de Dios de hacer de estos eventos una fuente para incrementar la fe de los creyentes’”.

En Sahih Muslim también están mencionados algunos Hadices en los que el Profeta establece:

“No habrá tierra por la que el Dayyal no pase o atraviese excepto por La Meca y Medina, y cada uno de los pasajes que conducen a ellas estará protegido por ángeles ordenados en filas. Entonces, él (el Dayyal) aparecerá en algunas zonas de la tierra (que contienen altas concentraciones de sal y en donde se producen filtraciones que las hacen estériles) adyacentes a la ciudad de Medina y ésta (Medina) se sacudirá con tal violencia que todo incrédulo e hipócrita saldrá de ella e irá hacia él (el Dayyal)”.

El Profeta también describió a los seguidores del Dayyal cuando dijo:

“El Dayyal será seguido por setenta mil judíos de Isfahán vestidos con mantas persas”.

El siguiente Hadiz de Sahih Muslim da una descripción más detallada de las acciones fuera de lo común que realizará el Dayyal y lleva directamente a la manifestación de la siguiente señal mayor del Día del Juicio: el regreso de Jesús:

An-Nawás ibn Sam’an informó que el Mensajero de Dios hizo una mención del Dayyal un día en la mañana. A veces lo describió como insignificante y a veces describió (su agitación) como muy importante y sentimos como si estuviera entre las palmeras de dátiles. Cuando fuimos a él (el Profeta) por la noche y leyó (las señales de miedo) ante nosotros, dijo: “¿Qué les ocurre?’  Dijimos: “Mensajero de Dios, mencionaste al Dayyal por la mañana (a veces describiéndolo) como insignificante y a veces como muy importante, hasta que empezamos a pensar que él estaba presente en alguna parte (cercana) del grupo de palmeras”. Entonces dijo: “No albergo temor en relación a ustedes en muchas otras cosas además del Dayyal. Si viene avanzando mientras estoy con ustedes, lucharé contra él en vuestro nombre; pero si viene avanzando mientras no estoy con ustedes, un hombre debe luchar en su propio favor y Dios cuidará de cada musulmán en mi nombre (y lo protegerá contra su maldad). Él (el Dayyal) será un hombre joven con cabello muy rizado y un ojo ciego. Lo comparo con Abdul Uza b. Qatan. Aquel de entre ustedes que sobreviva a verlo, debe recitar sobre él los versículos de apertura de la Sura Al-Kahf. Él aparecerá en el camino entre Siria e Irak y esparcirá el mal a diestra y siniestra. ¡Oh siervo de Dios! Apégate (al camino de la Verdad)”. Dijimos: “Mensajero de Dios, ¿cuánto estará él en la tierra?”  Dijo: “Por cuarenta días, un día como un año y un día como un mes y un día como una semana y el resto de los días serán como sus días (normales)”. Dijimos: “Mensajero de Dios, ¿las oraciones de un día serán suficientes para las oraciones de un día igual a un año?” Entonces, dijo: “No, pero ustedes deberán hacer un estimado de tiempo (y luego cumplir la oración)”. Dijimos: “Mensajero de Dios, ¿qué tan rápido caminará él por la tierra?” Entonces, dijo: “Como una nube impulsada por el viento. Él irá con la gente y la invitará (a una religión equivocada) y ellos afirmarán su fe en él y responderán a él. Luego, él le dará una orden al cielo y habrá lluvia sobre la tierra y crecerán los cultivos. Entonces, en la noche, sus animales de pastoreo vendrán a ellos con sus jorobas muy altas, sus ubres llenas de leche y sus flancos extendidos. Entonces, él irá con otra gente y los invitará. Pero ellos lo rechazarán, él se alejará de ellos y habrá sequía para ellos y nada quedará con ellos en forma de riqueza. Luego, él caminará por la tierra yerma y le dirá: ‘Produce tus tesoros’, y los tesoros saldrán y se recogerán (a sí mismos) ante él como el enjambre de abejas. Él llamará entonces a una persona rebosante de juventud, lo atacará con la espada, lo cortará en dos partes y (hará que estas partes descansen a una distancia similar a la que hay) entre el arquero y su blanco. Entonces, llamará (al hombre joven) y él se presentará riendo, con su rostro resplandeciente (de felicidad), y será en ese instante que Dios enviará a Jesús, hijo de María…”.

El regreso de Jesús

Otra de las señales asombrosas que se verán poco antes del Día del Juicio es el regreso y descenso de Jesús, paz y bendiciones de Dios sean con él, a esta tierra nuevamente. Dios dice en el Corán:

“Y por haber dicho: Nosotros matamos al Mesías, hijo de María, mensajero de Dios. Pero, aunque así lo creyeron, no lo mataron ni lo crucificaron. Y los que discrepan sobre él, tienen dudas y no tienen ningún conocimiento de lo que pasó, sólo siguen conjeturas. Pues con toda certeza que no lo mataron. Sino que Dios lo elevó (en cuerpo y alma) hacia Sí (y está en los cielos), Dios es Poderoso y Sabio. Y entre la gente del Libro (judíos y cristianos) no hay nadie que, antes de su muerte, no vaya a creer en él (Jesús). Y el Día de la Resurrección él (Jesús) dará testimonio de ellos”. (Corán 4:157-159)

Las palabras “y entre la gente del Libro (judíos y cristianos) no hay nadie que, antes de su muerte, no vaya a creer en él (Jesús)”, se refieren a la (futura)muerte mundana de Jesús después que regrese a la tierra. En ese momento, los judíos y cristianos finalmente creerán en él como Mensajero de Dios y como sólo un ser humano, y esa será la única opción posible en aquel tiempo. De hecho, algunos eruditos establecen que parte de la sabiduría en el regreso de Jesús es la refutación final e innegable de la pretensión de los judíos de que ellos lo crucificaron, y el poner punto final a la falsa afirmación de que él es el hijo de Dios.

Hay numerosos Hadices que hablan acerca de la venida de Jesús durante los últimos días de este mundo. Ellos dan una descripción de muchos de los actos de Jesús después de su regreso.

Como queda claro a partir del Hadiz presentado en la sección concerniente al Dayyal, el regreso de Jesús ocurrirá mientras el falso mesías está en la tierra. La siguiente es la continuación de ese Hadiz:

“Él [el Dayyal] llamará entonces a una persona rebosante de juventud, lo atacará con la espada, lo cortará en dos partes y (hará que estas partes descansen a una distancia similar a la que hay) entre el arquero y su blanco. Entonces llamará (al hombre joven) y él se presentará riendo, con su rostro resplandeciente (de felicidad), y será en ese instante que Dios enviará a Jesús, hijo de María, y él descenderá en el minarete blanco en el lado oriental de Damasco, vistiendo dos prendas teñidas ligeramente con azafrán y poniendo sus manos sobre las alas de dos ángeles. Cuando agache su cabeza, de ella caerán gotas de sudor, y cuando la levante, cuentas como perlas se dispersarán de la misma. Todo incrédulo que huela el olor de su ser morirá, y su aliento llegará tan lejos como su vista alcance. Entonces, él lo buscará (al Dayyal) hasta atraparlo en la puerta de Ludd y matarlo”.

Bujari y Muslim registraron que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, declaró:

“Por Aquel en Cuyas manos está mi vida, el hijo de María (que la paz sea con él) descenderá pronto entre ustedes como un juez justo. Romperá cruces, matará cerdos, abolirá el yizia[14] y la riqueza abundará al punto que nadie aceptará (limosnas)”.

En el momento de su aparición, él pondrá fin a todas las falsas creencias que se introdujeron en el cristianismo. Por tanto, él romperá todas las cruces, ya que significan un culto a él. Del mismo modo, en su tiempo él no aceptará el yizia ya que no habrá excusa alguna para ningún judío o cristiano para no creer en él y seguirlo. En otra narración del mismo Hadiz, hay una mención al estado de los seguidores de Jesús en ese momento. El Profeta dijo:

“Él dejará a la joven camella y nadie se esforzará (en recoger el Zakat que corresponde por ella). El rencor, el odio mutuo y los celos de unos contra otros sin duda desaparecerán, y cuando se convoque a las personas a aceptar la riqueza, ni siquiera uno la aceptará”. En otro Hadiz, se describe lo siguiente: “La paz prevalecerá y la gente utilizará sus espadas como hoces. Toda bestia dañina será inofensiva, el cielo enviará lluvia en abundancia, y la tierra brindará sus bendiciones. Un niño jugará con un zorro y no sufrirá daño alguno; el lobo pacerá con la oveja y el león con el ganado, sin hacerles daño”.[15]

En el tiempo del regreso de Jesús, los musulmanes serán liderados por el Mahdi (un líder guiado), según se menciona en varios Hadices, como las palabras del Profeta:

“¿Cuál será el estado de ustedes cuando el hijo de María descienda y haya un Imam entre ustedes?” (Bujari, Muslim)

En otro Hadiz en Sahih Muslim, se lee:

“Una parte de mi gente no dejará de luchar por la Verdad y prevalecerá hasta el Día de la Resurrección”. “Jesús, hijo de María, descenderá entonces y su comandante (de los musulmanes) lo invitará a liderarlos en la oración, pero él dirá: ‘No, sus líderes deben ser de entre ustedes. Este es el honor de Dios para esta Nación’”.  

Este Hadiz es evidencia de que cuando Jesús regrese, no volverá en el rol de ser un nuevo mensajero con una nueva ley. En lugar de ello, él regresará como un seguidor del Profeta Muhammad y sometido a las leyes del Islam. De hecho, otro Hadiz en Sahih Muslim describe a Jesús realizando el ritual islámico del Hayy (peregrinación).

Un Hadiz en Sahih Muslim, además, describe que Jesús permanecerá gobernando entre la gente por siete años. El Profeta dijo:

“Entonces, la gente vivirá por siete años en los que no habrá rencor entre dos personas. Luego Dios enviará un viento frío desde el lado de Siria, y nadie que tenga una pizca de bien o fe en él sobrevivirá sobre la tierra; tanto así, que incluso si alguno de entre ustedes fuera a entrar en la parte más interna de una montaña, este viento alcanzaría también dicho lugar y causaría su muerte”. Dijo además: “Sólo la gente mala sobrevivirá y serán tan descuidados como pájaros con características de bestias. Nunca apreciarán el bien ni condenarán el mal”.

Como se dijo antes, cuando una de estas grandes señales aparezca, las otras la seguirán rápidamente. Es en este contexto del regreso de Jesús que el Profeta habló también sobre Gog y Magog.

Las tribus de Gog y Magog

Las tribus de Gog y Magog están mencionadas en un par de lugares en el Corán. En un lugar del Corán, Dios deja claro que estas tribus existieron durante el tiempo de Dul-Qarnain. Dios dice:

“Luego él [Dul-Qarnain] siguió (otro) camino. Hasta que al alcanzar las barreras de las dos montañas encontró detrás de ellas a una gente que apenas comprendían una palabra. Dijeron: ¡Dul-Qarnain! En verdad Gog y Magog son corruptores en la tierra. ¿Quieres que te entreguemos un tributo para que hagas entre ellos y nosotros una muralla? Dijo: El poderío que mi Señor me ha dado es mejor. Ayúdenme con fuerza física y pondré una barrera entre ustedes y ellos. Tráiganme lingotes de hierro. Y cuando hubo nivelado las dos vertientes de la montaña dijo: Soplen. Y una vez que había hecho fuego dijo: Tráiganme cobre fundido para verterlo encima. Y no pudieron [Gog y Magog] escalarla ni hacerle ningún socavón. [Dul-Qarnain] dijo: Esto es una misericordia de mi Señor, pero cuando la promesa de mi Señor llegue, la reducirá a polvo; la promesa de mi Señor es verdadera. Y ese día [cuando Gog y Magog vengan] dejaremos que unos se mezclen con otros, se soplará en el cuerno y los reuniremos a todos”. (Corán 18:92-99)

En otra parte del Corán, Dios también habla de ellos como una señal del final de los tiempos. Dios dice:

“Hasta que no se les abra a Gog y Magog [la barrera que los retiene] y aparezcan precipitándose desde cada lugar elevado. La promesa de la verdad (el Día del Juicio) se acerca, y cuando llegue, las miradas de los que se negaron a creer se quedarán fijas: ¡Ay de nosotros, estábamos desentendidos de esto y fuimos injustos!” (Corán 21:96-97)

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dio la siguiente descripción de la crueldad de estas tribus cuando sean al fin liberadas sobre el mundo:

“Gog y Magog caminarán hasta alcanzar la montaña de Al-Jamar, y es una montaña de Baitul Maqdis, y dirán: Hemos matado a los que están sobre la tierra. Ahora vamos a matar a los que están en el cielo’, y lanzarán sus flechas hacia el cielo y las flechas volverán a ellos untadas de sangre”.

Ahmad registró el siguiente Hadiz en su Musnad:

“Todos los días, Gog y Magog tratan de cavar una salida a través de la barrera. Cuando comienzan a ver la luz del sol a través de ella, el que está a cargo de ellos dice: ‘Retrocedan; pueden terminar de cavar mañana’, y cuando vuelven, la barrera es más fuerte que antes. Esto continuará hasta que su tiempo llegue y Dios quiera enviarlos adelante. Cavarán hasta que comiencen a ver la luz del sol, luego el que está a cargo de ellos dirá: ‘Retrocedan; pueden terminar de cavar mañana, si Dios quiere’. En este caso, él hará una excepción al decir ‘si Dios quiere’, dejando así el asunto a la Voluntad de Dios. Ellos regresarán el día siguiente, y encontrarán el agujero tal como lo dejaron. Continuarán cavando y vendrán contra la gente. Beberán toda el agua, y la gente se atrincherará en sus fortalezas. Gog y Magog dispararán sus flechas al cielo, y éstas caerán de nuevo a la tierra con algo como sangre en ellas. Gog y Magog dirán: ‘Hemos derrotado a la gente de la tierra y vencido a la gente del cielo’. Entonces, Dios les enviará un tipo de gusano en las nucas de sus cuellos, que los matarán. Por Él (Dios) en Cuyas manos está el alma de Muhammad, las bestias de la tierra engordarán (alimentándose de su cadáveres)”. (As-Suyuti)

En el extenso Hadiz del que se han citado dos partes anteriormente, el Profeta detalló la relación entre Jesús y las tribus de Gog y Magog. Después que Jesús mate al Falso Mesías, el Profeta continúa hablando sobre lo que ocurrirá:

“Entonces, la gente a la que Dios ha protegido se acercará a Jesús, hijo de María, y limpiará sus rostros y les informará sobre sus posiciones en el Paraíso y estarán en tales condiciones que Dios revelará a Jesús estas palabras: ‘He traído de entre Mis siervos gente tal que nadie podrá combatirlos; pongan a esta gente a salvo en el Monte de Tur’, y luego Dios enviará a Gog y Magog y ellos bajarán en multitudes de cada ladera. El primero de ellos pasará el lago de Tiberio y beberá de él. Y cuando el último de ellos pase, dirá: ‘Alguna vez hubo agua allí’. Jesús y sus compañeros serán entonces sitiados aquí (en Tur, y serán sometidos a mucha presión) al punto que la cabeza del buey (a pesar de no tener mucha carne) será más apreciada (para alimentarse) que cien dinares (moneda antigua), y el Mensajero de Dios, Jesús, y sus compañeros suplicarán a Dios, Quien les enviará insectos (que atacarán los cuellos de Gog y Magog), y en la mañana ellos perecerán como una sola persona. El Mensajero de Dios, Jesús, y sus compañeros bajarán entonces a la tierra y no encontrarán en ella ni un solo palmo de espacio que no esté lleno con su putrefacción y fetidez. El Profeta de Dios, Jesús, y sus compañeros rogarán entonces de nuevo a Dios, Quien enviará pájaros cuyos cuellos serán como los de los camellos bactrianos y ellos los llevarán y los lanzarán donde Dios quiera. Entonces, Dios enviará lluvia de la que ninguna casa de arcilla o (tienda de) pelos de camello podrá alejarlos y ésta lavará la tierra hasta que parezca un espejo. Entonces, a la tierra le será dicho que entregue su fruto y restaure sus bendiciones, y como resultado, crecerá una granada (tan grande) que un grupo de personas serían capaces de comerla y buscar abrigo bajo su cáscara; y una vaca lechera dará tanta leche que un batallón completo podrá beberla. Y la camella lechera dará tal (enorme cantidad de) leche que la tribu entera podrá beberla; y la oveja lechera dará tanta leche que toda la familia podrá beberla. En ese momento, Dios enviará un viento agradable que aliviará (a la gente) aún bajo sus axilas, y tomará la vida de cada musulmán y sólo los malvados sobrevivirán, quienes fornicarán como asnos y la Última Hora vendrá sobre ellos”.

En otro Hadiz importante del Sahih Muslim, el Profeta habla sobre la llegada futura de Gog y Magog y, al mismo tiempo, expone una lección muy importante sobre la que todos debemos reflexionar. Esta lección tiene que ver con la importancia de no permitir al mal prevalecer en la sociedad. En su narración, el Profeta dice:

“¡No existe divinidad sino Dios! Hay una destrucción reservada para Arabia por el caos que está a la mano, la barrera de Gog y Magog se ha abierto mucho”.  

Y Sufian (el sub-narrador) hizo una señal de diez con la ayuda de su mano (a fin de indicar el ancho de la brecha), y yo (Zainab, la esposa del Profeta) dije:

“Mensajero de Dios, ¿pereceremos a pesar del hecho de que hay gente buena entre nosotros?” Él replicó: “Por supuesto, pero sólo cuando el mal predomine”.

(Por cierto, hay mucha especulación acerca de qué tribus son exactamente. Sin embargo, debido a las limitaciones de espacio, esta exposición se limita a lo que se conoce directamente por los textos del Corán y la Sunnah. Como tal, estas son las tribus de Gog y Magog y, en relación a identificarlas, muy poco puede decirse en adición, aunque un par de Hadices dan más información acerca de sus características físicas.)

Por Jamaal al-Din Zarabozo (IslamReligion.com)

 

Footnotes:

[1] Una serie de obras en árabe cubren las Señales Menores así como las Mayores. Este autor no tiene conocimiento de ningún libro en inglés que hasta ahora tenga una discusión detallada de las Señales Menores del Día del Juicio.

[2] Otra forma de categorizar las señales de la Hora es la siguiente: (1) Aquellas señales que ya ocurrieron y se han completado; (2) aquellas señales que ya aparecieron, continúan apareciendo y se están haciendo más intensas; y (3) aquellas señales que aún no aparecen. Cada categoría merece su propia parte de reflexión y una respuesta pertinente.

[3] Yoosuf al-Waabil, Ashraat al-Saa’ah (Al-Damam, Saudi Arabia: Maktabah ibn al-Jauzi, 1989), pp. 183-186.

[4] Ahmad ibn Hayar, Fath al-Baari bi-Sharh Sahih Al-Bujari (Riyadh: Idaarah al-Buhuz al-Ilmiyyah, n.d.), vol. 11, pp. 352-353.

[5] Cf., Ibn Hayar, vol. 13, p. 77; Al-Waabil, pp. 188-189.

[6] Registrado por Al-Tabaraani en Al-Ausat.

[7] Registrado por Ahmad

[8] En este corto artículo, el Mahdi no será considerado por la siguiente razón: Aunque la venida del Mahdi se afirma a través de numerosos Hadices del Profeta, él no menciona su venida en el Hadiz que enumera las Señales Mayores del Día del Juicio.

[9] En realidad, el Profeta habló sobre muchos grandes mentirosos y engañadores, que es lo que la palabra dayyal implica, quienes aparecerán antes del Día del Juicio. Por ejemplo, Bujari y Muslim registraron que el Profeta dijo: “La Hora no vendrá hasta que se levante una treintena de impostores, mentirosos, y cada uno de ellos proclame que es un mensajero de Dios”. Estos pueden ser considerados “dayyal menores” y parte de las Señales Menores del Día del Juicio. El “dayyal mayor” es la mayor señal del Día del Juicio y sobre la cual el Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, reservó sus mayores advertencias.

[10] Hay quienes interpretan que el Dayyal es, por ejemplo, ciertas ideologías no islámicas, naciones o visiones del mundo, y así sucesivamente. Aunque uno debe aprender de las pruebas que aparecerán de manos de los Dayyal y evitar dichas pruebas sin importar de dónde provengan, no es correcto distorsionar el claro significado del Hadiz y afirmar que el Dayyal es cualquier cosa distinta a un ser humano que aparecerá poco antes del descenso de Jesús.

[11] Kaaf que es como la letra “k” en español, fonéticamente hablando (y no en términos de cómo se escribe).

[12] Faa que es como la letra “f” en español, fonéticamente hablando (y no en términos de cómo se escribe).

[13] Raa que es como la letra “r” en español, fonéticamente hablando (y no en términos de cómo se escribe).

[14] Yizia es el “impuesto excepcional” que los no musulmanes pagan al Estado Islámico en lugar de ofrecer el servicio militar.

[15] Estos detalles son mencionados en varios Hadices registrados por Ahmad, Ibn Hibbán, Abu Dawud y otros. 

Leave a comment

You are commenting as guest. Optional login below.