Articles in Category: Jesús el Mesías

Jesús en el Islam

Jesús en el Islam

La imagen islámica acerca de Jesús está situada entre dos extremos. Los judíos, que rechazaron a Jesús como profeta de Dios, le llamaron impostor. Por otra parte, los cristianos le consideran como Hijo de Dios y le adoran como tal. El Islam considera a Jesús como uno de los grandes profetas de Dios, y le respeta igual que a Abraham, Moisés y Muhammad. Esto está en perfecta coherencia con el punto de vista islámico acerca de la Unicidad de Dios, de Su divina guía y del papel complementario de los subsiguientes mensajes de Sus Enviados. La esencia del Islam, que es la sumisión a la voluntad de Dios, fue revelada a Adán, quien se la transmitió a sus hijos.

Jesús, hijo de María

Jesús, hijo de María

¡Los musulmanes también amán a Jesús!

Los cristianos con frecuencia hablan sobre desarrollar una relación con Cristo y aceptarlo en sus vidas. Afirman que Jesús es mucho más que un hombre y que murió en la cruz para liberar a la humanidad del pecado original. Los cristianos hablan de Jesús con amor y respeto, y es obvio que él tiene un lugar especial en sus vidas y en sus corazones. Pero, ¿qué hay acerca de los musulmanes? ¿Qué piensa ellos sobre Jesús y qué lugar ocupa Jesucristo en el Islam?

La Biblia niega la divinidad de Jesús

La Biblia niega la divinidad de Jesús

Los escritores de la Biblia 

Tanto cristianos como musulmanes creen en Jesús, lo aman y lo honran; sin embargo, ambos difieren con respecto a su divinidad.

Afortunadamente, esta diferencia puede resolverse si referimos el asunto a la Biblia y al Corán, porque tanto la Biblia como el Corán enseñan que Jesús no es Dios.

La Historia de Jesús y María en el Sagrado Corán

La Historia de Jesús y María en el Sagrado Corán

El nacimiento de María

“Dios prefirió a Adán, a Noé, a la familia de Abraham y a la de ‘Imrán por sobre toda la humanidad. Familias descendientes unas de otras. Dios todo lo oye, todo lo sabe. Cuando la esposa de ‘Imrán dijo: ¡Señor mío! He realizado el voto de entregar a Tu exclusivo servicio lo que hay en mi vientre. ¡Acéptamelo! Tú eres el que todo lo oye, todo lo sabe. Y cuando le dio a luz dijo: ¡Señor mío! Me ha nacido una hija. Dios bien sabía lo que había concebido. [Agregó la esposa de ‘Imrán] No es lo mismo una mujer que un varón [para que se consagre a Tu servicio]. La he llamado María, y Te imploro que la protejas a ella y a su descendencia del maldito Satanás”. (Corán 3:33-36)

Los Milagros de Jesús

Los Milagros de Jesús

En el Sagrado Corán Jesús tiene una gran posición, preeminente con relación a otros profetas que realizaron muchos milagros.

El mismo Jesús era un milagro, ya que había nacido de una madre virgen.  Dios describe a Jesús y a su madre María de la siguiente manera en el Sagrado Corán:

“Y recuerda a la que guardó su castidad, y luego insuflamos en ella de Nuestro espíritu e hicimos de ella y de su hijo un símbolo para toda la humanidad.” (Corán 21:91)

Los títulos descriptivos de Jesús en el Corán: “El Mesías” y “un Milagro”

Los títulos descriptivos de Jesús en el Corán: “El Mesías” y “un Milagro”

Aparte del cristianismo, el Islam es la única religión entre las más importantes del mundo que reconoce a Jesús. La creencia de un musulmán está incompleta sin Jesús. El Profeta Muhammad dijo:

“Si alguien testifica que nadie tiene el derecho a ser adorado sino Dios, sin copartícipes, y que Muhammad es Su siervo y Su Mensajero, y que Jesús es el siervo de Dios y Su Mensajero y Su Palabra que Él ha insuflado en María y un Espíritu proveniente de Él, y que el Paraíso es verdadero y el Infierno es verdadero, Dios le admitirá en el Paraíso acorde a las obras que haya realizado, aún si estas fueran pocas”[1].

Vida y misión de Jesús

Vida y misión de Jesús

Lo que se conoce de los primeros años de la vida de Jesús (la paz sea con él) es muy poco. La Virgen María lo alumbró en Palestina y todos los musulmanes lo respetan y creen con fe devota que es uno de los más grandes profetas de Dios, en el Corán se encuentran varias aleyas que lo distinguen como tal. Sus enseñanzas se fundan sobre la fe en Al-lah Él Único, sin par e igual, y sobre el amor a la humanidad. Obró milagros, mas nunca los atribuyó a sí mismo sino a Dios[1]. Así, en Juan 5:30, afirma: “No puedo yo de mí mismo hacer cosa alguna”, y en Lucas 11:20: “Pero si yo con el dedo de Dios expulso demonios…”. Antes de obrar el Mesías invocaba al Creador del cielo y de la tierra, como en aquel episodio de la resurrección de Lázaro: “Jesúslevantando los ojos al cielo dijo: ¡Padre!, gracias te doy porque me has oído. Bien es verdad que yo ya sabía que siempre me oyes; mas lo he dicho por razón de este pueblo que está alrededor de mi, con el fin de que crean que tú eres el que me has enviado.” (Juan 11:41-42)

¿Cuál es el papel de Jesús (que la paz sea con él)?

¿Cuál es el papel de Jesús (que la paz sea con él)?

Jesús (que la paz sea con él) cumple dos papeles:   

1 - Su primer rol, lo fue antes de que Alá lo elevara al cielo cuando los judíos querían crucificarlo. Su papel en ese momento era, así como el de cualquier otro Profeta, llevar el Mensaje. Alá le dio el Inyil (el Evangelio) para confirmar la Torá (Torá), y le dio milagros que fueron reconocidos, como sanar a los ciegos y leprosos, y levantar los muertos por voluntad de Alá, y otros milagros conocidos.  

¿Dios se hizo hombre?

¿Dios se hizo hombre?

La creencia en Dios

La vasta mayoría de los seres humanos siempre ha creído en Dios.  Desde las civilizaciones más antiguas hasta las sociedades modernas más primitivas, las religiones centradas en Dios han conformado la base de la cultura humana.  De hecho, la negación de la existencia de Dios (ateísmo) a lo largo de la historia estuvo limitada a unas cuantas personas hasta el surgimiento del comunismo en el siglo XX.  Aún en las sociedades seculares de occidente, en las que los científicos sociales, armados con teorías darwinistas, sostienen que Dios no es más que una invención del imaginario colectivo humano, la mayoría de los ciudadanos, legos y científicos incluso, se aferran con fuerza a su creencia en Dios.

¿Fue descifrado el código Da Vinci?

¿Fue descifrado el código Da Vinci?

¡La controversia del Código Da Vinci está en todas partes! El libro de Dan Brown sostiene que Jesús no es divino ni es Dios, que los evangelios, como nosotros los conocemos, han sido cambiados, y que después de que Jesús estuvo en la tierra, los hombres elevaron su estatus al nivel de Dios. ¿Puede algo de esto ser verdad?

¿Jesús Cristo es el Hijo de Dios?: El Significado de “Hijo de Dios”

¿Jesús Cristo es el Hijo de Dios?: El Significado de “Hijo de Dios”

« Una de las diferencias más llamativas entre un gato y una mentira, es que un gato tiene sólo siete vidas. »

-          Mark Twain, el Calendario de Pudd'nhead Wilson.

¿Hijo de Dios, el hijo de David, o hijo del Hombre?  Jesús se identifica como el “hijo de David” catorce veces en el Nuevo Testamento, empezando con el primer versículo (Mateo 1:1). El Evangelio de Lucas documenta cuarenta y una generaciones entre Jesús y David, mientras Mateo enumera veintiséis.  Jesús, un descendiente distante, puede llevar sólo el “hijo de David” metafóricamente y como un título. Entonces ¿qué debemos entender por el título, “hijo de Dios”?

¿Jesús es Dios?

¿Jesús es Dios?

La Biblia dice que Dios no es un hombre

La Biblia dice: “Dios no es un hombre” (Números 23:19)

“Porque soy Dios, no un hombre” (Oseas 11:9)

Jesús es nombrado como un hombre muchas veces en la Biblia:

“un hombre que os habla con la verdad” (Juan 8:40)

En Hechos 2:22 “Jesús el Nazareno, un hombre enviado por Dios con los milagros y maravillas y señales que Dios realizó a través de Él entre vosotros, así como sabéis”.

¿Jesús es realmente dios?

¿Jesús es realmente dios?

Daily News" de fecha 25 de Junio de 1984 -Londres- dice en uno de sus encabezados: "ALARMANTE DECLARACIÓN DE OBISPOS ANGLICANOS" Más de la mitad de los obispos Anglicanos de Inglaterra dicen que "LOS CRISTIANOS NO ESTÁN OBLIGADOS A CREER QUE JESÚS ES DIOS”.

¿La Divinidad de Jesús?

¿La Divinidad de Jesús?

El hombre fue creado para adorar y obedecer; pero si no se le dan órdenes, si no se le indica nada que adorar, tomará sus propios ídolos, y obedecerá sus pasiones dejándose dominar por ellas.

(Benjamín Disraeli, Coningsby)