¿Cómo se recopiló el Corán?

¿Cómo se recopiló el Corán?

El sagrado Corán se recopiló en 3 etapas:

La primera etapa fue durante la época del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) y se llama:

"Etapa de la memorización en los corazones"

El Corán fue revelado a lo largo de un período de 23 años, de los cuales 13 fueron en la ciudad de La Mecca y 10 en la ciudad de Medina. El Corán, a diferencia de las escrituras anteriores, no fue revelado de una sola vez o de golpe, sino que Allah lo iba revelando parte por parte, atendiendo a las circunstancias y atendiendo a las preguntas que la gente le hacia al Profeta (que la paz de Allah esté con él). El Ángel Gabriel solía descender al Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) con las aleyas (versos del Corán) y el Profeta las memorizaba. Cuando El Ángel Gabriel recitó por primera vez al Profeta (que la paz de Allah esté con él) una parte del Corán, él intento repetir palabra por palabra después de escuchar al Ángel, pero mas tarde Allah le dijo al Ángel que le ordenara al Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) que en lugar de repetir, mejor escuchara cuidadosamente la recitacion Corán. Cuando el Profeta hizo esto, Allah le permitió recordarlo y memorizarlo todo, sin hacer esfuerzo alguno. 

Dice Allah en el Corán:

"No te apresures [¡Oh, Muhammad (que la paz de Allah esté con él)!] a repetir [la recitación del Corán cuando se te es revelado, sino que espera a que concluya la revelación]. Somos Nosotros quienes te lo recitaremos y lo grabaremos en tu corazón. Y cuando te lo recitemos [a través del Ángel Gabriel] sigue la recitación." (Corán 75: 16-18)

Este es el versículo que prueba que Allah le ordenó al Profeta (que la paz de Allah esté con él) que en vez de estar repetiendo palabra por palabra lo que decia el Ángel Gabriel, que mejor escuchara y que Él lo ayudaria a grabárselo en su corazón, ya que era muy importante que el Profeta memorizara todo lo que escuchara del Ángel Gabriel, debido a que él no sabia leer ni escribir, y de esta forma podria transmitírselo a sus compañeros tal y como lo habia escuchado.

Cada vez que el Profeta (que la paz de Allah esté con él) memorizaba una parte del Corán, éstas quedaban grabadas en su corazón. después iba y se las transmitía a sus compañeros y supervisaba que estas se memorizaran correctamente. El Profeta (que la paz de Allah esté con él) utilizó diferentes formas de asegurarse de que ellos memorizaran el Corán correctamente, exactamente a como él lo habia aprendido del Ángel Gabriel. Dentro de estas formas podemos citar:

1) El Profeta aprovechaba el momento de realizar las oraciones diarias para recitar en voz alta el Corán y que así sus compañeros lo fuecen memorizando.

2) A todas las personas que entraban nuevas al Islam se les enseñaban partes del Corán ya que lo necesitaban para realizar sus oraciones diarias. Por este motivo, los musulmanes siempre estaban aprendiendo el Corán, unos le ensenaban a los otros. Cuanod alguien de determinada tribu se hacia musulmán y se aprendia alguna parte del Corán, cuando éste volvia a con su gente se los transmitia a ellos.

3) El Profeta los alentaba mucho con el aprendizaje del Corán. Se relata en el libro de jadices (tradiciones proféticas) llamado Sajij Bukhari que le Profeta les decía: "El mejor de ustedes es aquél que aprenda y enseñe el Corán". Debido a esto los compañeros del Profeta (que la paz de Allah esté con él) competian unos con otros en ser el mejor de los recitadores, al punto que ellos se aprendian 10 aleyas y no pasaban a las 10 aleyas siguientes hasta que no las hubiesen memorizado perfectamente, las hubiesen comprendido perfectamente y hubiesen actuado conforme a ellas.

4) El Profeta (que la paz de Allah esté con él) les dijo a aquellos que sabían leer y escribir que escribieran el Corán. El Profeta no les dejaba la tarea a ellos de escoger donde poner esta aleya (verso del Corán) o la otra, sino que el mismo Profeta les ordenaba en que lugar exactamente iban. Por tanto, todo se realizaba por orden del mismo Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él). Sus compañeros no hacian nada por su propio antojo.

En esta primera etapa, la etapa de la memorización de los corazones, se dependía muchísimo más de la memorización que de la escritura. Los hombres de esa época tenían una gran memoria y rapidez para memorizar las cosas. Era una época de una gran cultura oral y no la escrita. Hoy en día ocurre lo contrario. Se ha perdido mucho la capacidad de memorizar debido a los mismos avances tecnológicos de nuestros tiempos, como los ordenadores, grabadoras, etc. y se ha olvidado esto. Sin embargo, como dice el dicho: "La necesidad es la madre de la invención", o la necesidad es la madre de todas las ciencias. En la época del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) no habia grabadoras ni ordenadores para grabar toda esa información, por eso la capacidad de memorizar era absolutamente necesaria en ellos porque no tenian otra opción.

Posteriormente, se empezó a escribir el Corán. Durante ese tiempo, en Arabia no existía todavía el papel, por lo que el Corán fue escrito en cualquier material que estuviese disponible, como por ejemplo, en corteza de árboles, en hojas de palmeras, en piedras lisas, en maderas, en pieles secas de animales o en los huesos de las paletas de ovejas o camellos. Por tanto, de esta manera el Corán se conservó doblemente: primero en los corazones de los musulmanes, y después se fueron escribiendo en estos materiales, todo en el tiempo del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él).

Cuando el Profeta (que la paz de Allah esté con él) murió a la edad de 63 años, el Corán no estaba escrito completamente en forma de libro como lo tenemos hoy en dia, sino que estaba disperso en distintos materiales y estos se encontraban en posesión de los compañeros del Profeta. Cada uno tenia una parte del Corán. Había también compañeros del Profeta (que la paz de Allah esté con él) que se habían memorizado el Corán en su totalidad. Por lo que juntar el Corán en forma de un único texto, osea, en forma de libro, no se hizo durante el tiempo del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) sino después de su muerte.

Segunda etapa: La etapa del Califa Abu Bakar

Cuando el Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) murió, aparecieron grandes grupos que estaban en contra del Islam. El primero, era un grupo que no estaba dispuesto a pagar el zakat (la contribución obligatoria que es para el bienestar de la sociedad y que es el tercer pilar del Islam) a otro que no fuese el Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él), ya que ellos no veian el zakat como un pilar del Islam sino que lo veian como si fuese un impuesto nada más. Cuando Abu Bakar asumió el califato, ellos se negaron a seguir pagando el zakat y enviaron ejércitos hacia Medina, la capital del estado islámico en aquella época, para tratar de derribarlo. Ellos le exigían al califa de quedar excentos de pagar el zakat, o de lo contrario los atacarían y destruirían los centros del Islam.

El segundo grupo en contra del Islam que surgió después de la muerte del Profeta (que la paz de Allah esté con él) estaba formado por hipócritas. Era gente que aceptaron solamente el Islam y hacerse musulmanes por un bien mundanal. En tiempo del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) los musulmanes eran mayoría, ganaban muchas batallas, y éstos para evitar morir, pues se juntaban con los musulmanes, pero no realmente porque el Islam se había afianzado en sus corazones. Cuando estos vieron que habia un grupo que no queria pagar el zakat y que estaban dispuestos a atacar el estado islámico, pues abandonaron el Islam de una vez para unierse a ellos.

El tercer grupo que surgió, fue un grupo formado por falsos Profetas y Profetizas. Después de la muerte del Profeta (que la paz de Allah esté con él) surgieron hombres y mujeres que clamaban ser Profetas, y que inclusive tomaron las armas para pelear contra el estado islámico.

Los compañeros del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él), bajo el liderazgo de Abu Bakar, se vieron forzados a combatir estos grupos, a los cuáles les ganaron y de esta forma establecieron el Islam en toda la penínzula arábica.

Pero durante estas batallas, murieron muchos compañeros del Profeta (que la paz de Allah esté con él) que se habían memorizado todo el Corán, solamente quedaron unos pocos. Pero Omar Ibn Al-Khatab, el gran compañero del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) y quien fuese el segundo Califa años más tarde, se dió cuenta del peligro en que estaban los musulmanes y temió que si no se hacia algo inmediatamente el Corán se perdería, debido a que muchos que se habian memoriazado el Corán habian muerto, y si se morian también los que quedaban, pues no habria forma de recuperar el Corán en su forma original.

Al ver este peligro, Omar Ibn Al-Khatab fue a ver al califa Abu Bakar y le aconsejó que en vez de dejar el Corán disperso entre la gente, mejor recopilarlo todo en su solo libro para así conservarlo y evitar que se perdiera. El califa Abu Bakar, teniendo presente las instrucciones del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) con respecto a que cualquier innovación que se trajese a la religión del Islam debía de ser rechazada, se negó a hacerlo, y le dijo a Omar: "Yo no puedo hacer una cosa que el Profeta no me mandó a hacer". Omar Ibn Al-Khatab le siguió insistiendo a Abu Bakar acerca del peligro de esta situación hasta que Abu Bakar comprendió y dijo: "Allah me ha tranquilizado el corazón acerca de lo que me ha sugerido Omar". El califa Abu Bakar comprendió que Omar estaba en lo correcto y que lo que se le pedía no era cambiar el Corán, sino simplemente reunir lo que ya el Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) habia ordenado que se memorizara y que se escribiera, reunirlo todo en forma de un único texto, y eso no era ni cambiar el Corán ni cambiar algo en la religión de Allah.

Esta gran tarea de recopilar todas las partes del Corán en un solo libro se le encomendó a Zaid bin Thabit. Zaid bin Thabit fue uno de los grandes compañeros del Profeta y uno de los escribas que el Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) habia escogido personalmente para que escribiese los versos del Corán. Zaid como hombre humilde, primeramente se negó, y respondió lo mismo que habia respondido antes Abu Bakar "Yo no puedo hacer algo que el Profeta no me haya encomendado hacer". Pero luego se dió cuenta que en realidad lo que se le pedía no era hacer algo nuevo, sino que solamente era juntarlo todo en un solo texto y que esto era imprescindible hacerlo si se queria conservar el mensaje del Corán. Finalmente Zaid bin Thabit aceptó, pero antes dijo: "Si me hubieran pedido que moviera una montaña y que la llevase de un lugar a otro, sería más fácil para mi que esta labor que me piden". El comprendia que esta labor era una gran responsabilidad, ya que si no hacia algo tal y como Allah y su Profeta ordenaron, el infierno lo tenia asegurado.

¿Por qué fue que Abu Bakar eligió a especialmente Zaid bin Thabit y no a otro de los sajabas (compañeros del Profeta) para esta labor? Lo escogio por cuatro razones funadamentales:

1) Él era uno de los mejores recitadores del Corán. Fue recogido en un jadíz que el Profeta (que la paz de Allah esté con él) dijo: "Aprendan el Corán de Zaid bin Thabit"

2) Él era uno de los poco que quedaban de los que se habían memorizado todo el Corán mientras el Profeta (que la paz de Allah esté con él) aun estaba en vida.

3) Él era uno de los escribas personales del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él). Cuando el Corán era revelado, el Profeta (que la paz de Allah esté con él) lo memorizaba, lo trasmitia a sus compañeros y le decia a Zaid, y a otros escribas más también, que lo escribieran.

4) Porque él era uno de los pocos que quedaban que estuvieron presentes, cuando el Profeta (que la paz de Allah esté con él) recitó el Corán completo durante el último mes de Ramadan de su vida. Por lo que él escuchó de boca del Profeta, la recitación completa durante ese mes.

Zaid bin Thabit comenzó con su labor, e iba casa por casa de todos los sajabas recogiendo las partes del Corán que ellos tenían, y cada vez que le daban algo, lo leía y veía si correspondía con lo que él se había memorizado y asi lo iba juntando. Se reunió también con otros sajabas que se habían memorizado gran parte del Corán y otros que lo habían memorizado en su totalidad y entre todos revisaron que todo el material que se había recolectado coincidiera con lo que ellos habían memorizado. Finalmente, antes de empezar a escribir el Corán ya en forma de un texto único como le había ordenado el califa Abu Bakar, primero tomaba una parte del Corán y les preguntaba a los presentes de los que habían memorizado el Corán : "Estáis de acuerdo que esto es lo que habéis memorizado y que forma parte del Corán? " Cuando todos respondían que sí, que estaban de acuerdo, entonces era que se escribia. Por tanto, no era solamente la opinión de Zaid bin Thabit la que se tomaba en cuenta, ni se recopiló solamente basado en su memorización, sino que también muchos otros compañeros colaboraron y confirmaron que lo que se escribía era el Corán tal y como se le habia revelado al Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él). Una vez terminado el libro Zaid se lo entregó a Abu Bakar. Y así fue como se recolectó el Corán durante le periodo de Abu Bakar, quien antes de su muerte se lo entregó al segundo Califa, Omar Ibn Al- Khatab, quien lo guardó hasta su muerte. Cuando Omar murió le fue entregado a su hija, Hafsa, quien era a su vez viuda del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él). Ella lo guardó en su casa de Medina, la casa que compartiese con el Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él), y lo puso a disposición de todos los musulmanes que quiciesen leerlo y hacer copias del mismo, o comprobar que lo que se habia escrito correspondia con lo que ellos habian memorizado. Con esto termina la segunda etapa.

Tercera Etapa: La etapa de Uthman el tercer califa del Islam

Después que el califa Omar murió, se eligió a Uthman como el tercer califa del Islam. Durante los dos primeros califatos, el Islam se habia expandido hasta lugares como Siria, Egypto e Iraq; pero durante la etapa de Uthaman se habia expandido muchísimo más. La gente entraba a montones al Islam, se expandió tanto que abarcaron Persia, India, Rusia, China, Turquia y el norte de Africa. Muchas personas de estas regiones aprendieron a recitar el Corán de boca de los primeros musulmanes.

El Corán se le revelo al Profeta Muhammad en 7 dialectos árabes diferentes. Y los primeros musulmanes lo enseñaron en el dialecto que ellos habían aprendido. Por ejemplo, el Profeta (que la paz de Allah esté con él) cuando alguien venía a pedirle que le enseñase el Corán, el Profeta se lo enseñaba según el dialecto de ese hombre. Cuando llegaba otro hombre con diferente dialecto, le enseñaba el Corán segun el dialecto de este otro. Cuando sucedió esta gran expanción del Islam a otros territorios, la gente empezó a vanagloriarze de que su dialecto era superior al de los otros y decian: "Mi dialecto del Corán es mejor que el tuyo". Muchos que no eran árabes cuando recitaban el Corán se equivocaban en la pronunciacion, al punto de que ya era dificil entender o diferenciar si lo que decían era un dialecto más de los siete que habian sido revelados, o simplemente era un error en la pronunciacion. Y la confusión empezó entre los musulmanes.

Gracias a un gran compañero del Profeta (que la paz de Allah esté con él) llamado Hudaifa Iben Al-Yaman cuando estuvo en Iraq se dio cuenta de todo este problema que estaba pasando y de que la nación islámica estaba nuevamente en peligro si no se hacia algo para solucionar toda esa confusión que había aparecido entre los musulmanes. Cuando él regresó a la capital del imperio islámico, a Medina, fue a ver directo al Califa Uthman y le dijo: "¡Haz algo, haz algo para salvar la nación o sino se perderán, confundieran todo y se perdiera el Corán; y sucederá como le sucedió a los judíos y a los cristianos que alteraron sus textos sagrados!" El califa Uthman al darse cuenta de que la situación era muy seria mandó a llamar a todos los grandes compañeros del Profeta para encontrar una solución al problema. Ellos decidieron hacer varias copias del Corán que se habia juntado en forma de libro en la época del califa Abu Bakar por Zaid Iben Thabit; y mandar las copias a todas esas regiones nuevas que entraban al Islam y así limitar a las personas a usar solamente el dialecto de ese texto, que no era más que el dialecto de los coraichíes, la tribu del Profeta (que la paz de Allah esté con él). Todas los demás escritos del Corán que estaban en otros dialectos, aunque no fuesen copias completas sino pedazos, fueron mandados a quemar por orden del califa Uthman, para si de esta forman juntar a toda la nación en torno a un solo dialecto común y evitar que hubiesen más confusiones.

Uthman le pidió a Hafsa, la hija de Omar y esposa del Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) la copia original del Corán hecha por Zaid Iben Thabit; y mandó a llamar también a éste para que encabezara un comité de entre los sajabas que sabían escribir a los cuáles les dio la tarea de hacer copias de ese Corán para después repartirlas a las distintas regiones que se iban incorporando al Islam. Se realizaron concretamente siete copias; y una vez terminadas, se le devolvió el original a Hafsa, la esposa y viuda del Profeta (que la paz de Allah esté con él). De las copias, una se envió a La Mecca, otra a Siria, otra a Basora, una a Nayaf, otra a Yemen y otra a Baharain. La última copia se guardo en la capital, en Medina. Con cada una de las copias, el califa Uthman enviaba a un recitador del Corán para que así les enseñara a la gente de esa región a pronunciarlo y a entenderlo correctamente. Con ésto termina la tercera etapa de recopilación del Corán.

El Corán que tenemos hoy en día el mismo que enseñó el Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) a los sajabas, el mismo que recitó en su época, no se cambio ni una letra, ni una palabra. Si se toma un copia de un Corán en Rusia, otro de America y otro de China y los comparamos, veremos que dicen exactamente lo mismo. No hay diferencia ni siquiera en una frase, o un verso, o una palabra, ni siquiera una letra. Todos los Coránes que hay hoy en dia son idénticos.

A medida que el tiempo ha pasado, el Corán ha sido memorizado por muchísimas más personas. Hay miles de musulmanes alrededor del mundo que lo han memorizado por completo, de principio a fin. Segúnn los registros historicos, no hay otro libro, sea religioso o no, que haya sido memorizado en tal escala como ha sido memorizado el Corán; aún siendo que este libro es casi cuatro quintos mayor que el Nuevo Testamento. Si hoy en dia se quemasen todos los libros sagrados que hay sobre la Tierra, el único libro sagrado que podria escribirse de nuevo, ese sería el Corán. Allah nos revela en el Corán que Él mismo protegerá al Corán de cualquier alteración o cambio. Dice el Corán en la sura 15, aleya 9 :

"Ciertamente Nosotros hemos revelado el Corán y somos nosotros sus custodios"

Muchas personas se preguntan, por qué Allah conservó el Corán y sin embargo permitió que las escrituras de Sus libros sagrados anteriores se alterarn y se perdieran. La respuesta a esta pregunta radica en los siguientes puntos:

1) Los primeros Profetas y sus libros sagrados fueron enviados a cierta gente en particular y en un período específico en la historia. Allah le dejó la tarea de conservar estos libros a la gente de esa época como parte de una prueba para ellos. Una vez que esta etapa o período finalizaba, Allah enviaba a otro Profeta con otro libro nuevo que reemplazaria al libro anterior. Por lo que no era necesario que Allah mismo conservase esos libros para siempre.

2) El Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) fue el ultimo Profeta enviado por Allah; y no fue enviado a un pueblo en particular como sucedió con los Profetas anteriores, sino que fue enviado a toda la humanidad y así será hasta el final del mundo. No habrá otro Profeta después de él. Allah nos menciona en el Corán:

"Y no te hemos enviado sino como una misericordia para todos los pueblos" (Corán 21:107)

"Y no te hemos enviado, ¡Oh Muhammad!, sino como albriciador y amonestador. Y este Corán te lo hemos revelado en partes para que se lo recites a los hombres gradualmente. Te lo hemos ido revelando poco a poco". (Corán 17: 105-106)

Por este motivo el Corán tuvo que ser protegido por Allah mismo de cualquier cambio o alteración para que así estuviese disponible para todas las generaciones hasta el final de los tiempos.

3) Como es sabido los Profetas enviados por Allah anteriormente hicieron muchos milagros con el favor de Allah. Por ejemplo, el Profeta Jesús, que la paz esté con él, curaba a los leprosos, curaba al ciego, resucitaba a los muertos, todo esto con el permiso de Allah. El Profeta Moisés, que la paz esté con él, separó el mar en dos e hizo que su vara se convirtiera en serpiente, con el permiso de Allah. El Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) también realizó milagros, pero el milagro más grande dado al Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él) fue el mismo Corán. Por tanto, como ese fue el milagro más grande dado a él con el cuál podia pobrar que realmente era un Profeta de Allah y no un impostor, se hacia necesario preservarlo para así probarle a todas las demás generaciones posteriores, que Muhammad fue en verdad un Profeta, escogido por Allah y el último de todos ellos.

Muchas de las personas que se han proclamado ser Profetas, algunos hasta tenían libros, sin embargo, Allah no hizo que sus llamados triunfaran, sino que todos ellos quedaran en el olvido, lo cual no sucedió con el mensaje dado al Profeta Muhammad (que la paz de Allah esté con él), el cuál fue revelado hace mas de 1400 años y aún el Corán sigue con nosotros y es el unico libro que sigue intacto preservando así el Islam en su pureza orginal.

"Y ciertamente para Allah, la única religión es el Islam" (Corán 3:19)

Fuente: dawahispana.com

Leave a comment

You are commenting as guest. Optional login below.